Y a ti. Por enseñarnos. 

Reto a cualquier persona a viajar o asistir a un acontecimiento sin hacer fotos, vídeos o audios. No quedará registrado en ningún soporte electrónico, pero hay algo mucho más poderoso: el recuerdo. Esa capacidad de almacenar en nuestra memoria -yo diría más en el corazón- los buenos momentos: una comida para celebrar el cumpleaños del abuelo de la familia en Alcalá de Henares (donde te empezamos a conocer), un paseo dominguero por Riaza (cuya belleza nos descubriste) o la celebración de las fiestas del Pilar en Mejorada del Campo (en las que nos terminaste de enamorar). 

En Alcalá de Henares regalaste al protagonista del día una manta que solo daban ganas de tocar. Y ahora nos dejas así, desarropados. En Riaza nos deleitaste siempre con buenos manjares y con los cotilleos de la Familia Real y en las Fiestas del Pilar, cantaste, acompañada de un gran tuno, “Gracias a la vida“, de Mercedes Sosa, con una letra algo más personalizada.

No sé si, por el caprichoso destino, “Gracias a la vida” era una ignorante despedida anticipada o simplemente una forma de agradecer a los que estaban a tu alrededor ese momento, sin necesidad de grabar con nada más que con nuestros propios sentidos: la vista para verte con unos ojos emocionados y lagrimosos, el oído para escuchar la pasión con la que cantabas y el tacto para aplaudirte y abrazarte.

Por tu profesión, has salvado muchas vidas. Pero no te conformabas. Qué va. Tu rebeldía, dinamismo, actividad e inconformismo nos hicieron ver a todos que algo injusto estaba pasando en España. Y seguíamos con los brazos cruzados. “Si tuviese vuestra edad, iría a las barricadas”, solías decir. Si hay que ir se va, pero lo haré con la chupa de cuero que me regalaste.

Ayer supe que te fuiste con una canción pendiente de escuchar. Quizás también con este artículo sin leer. Pero lo que sí se, es que fuimos muy felices contigo desde el día en el que te conocimos. Desde el día en el que empezamos a aprender de ti. D.E.P. 

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me ha dado la risa y me ha dado el llanto…