Petra (Jordania), El Cristo Redentor (Brasil), Taj Mahal (la India)…son tres de las siete nuevas maravillas seleccionadas en 2007 a través de un concurso internacional organizado por New Open World Corporation, empresa fundada por el suizo Bernard Weber. Con un simple mensaje de texto o correo electrónico miles de personas de todo el mundo decidieron que la Alhambra de Granada o la Torre Eiffel de París, entre otros monumentos, no entraran en el olimpo de las obras arquitectónicas más bellas del planeta.

Lejos de empezar un debate artístico, cada viaje conlleva una mirada, un sentimiento, un punto de vista…y tan pronto nos produce una corazonada la Fontana de Trevi romana como La Alberca de Salamanca, un pueblo grávido de encanto e historia.

De esta forma y gracias a los atributos de Internet, en el primer artículo de Lagunas del periodismo viajamos al cañón Jinlong, cerca del monte Heng, situado en la provincia de Shanxi a 65 kilómetros de Datong (República Popular de China), para refrendar que el hombre es un ser enigmático con una formidable capacidad de superarse a sí mismo. Xuan Kong Si, el monasterio suspendido, da prueba de ello.

Xuan Kong Si 1
XuanKong

Construido en el año 491, Xuan Kong Si ha sobrevivido más de un milenio y medio gracias a las restauraciones realizadas durante las dinastías Ming (1368 – 1644) y King (1644 – 1911). Sin embargo, no deja de ser sorprendente que esta maravilla arquitectónica se mantenga en el borde de un precipicio con tan solo unas vigas de madera hundidas hasta la mitad de la roca.

Entrada al templo
Entrada al templo

Si nos detenemos en la posición del monumento, la altura le protege de las inundaciones y las montañas de los fuertes periodos de calor. Y es que el templo cumple el principio fundamental del taoísmo, una de las religiones más difundidas de China: “Ningún ruido, ni canto de gallo ni ladrido”. En efecto, las 40 salas del edificio desprenden, según sus privilegiados visitantes, silencio, paz y tranquilidad.

XuanKong

Los pabellones, unidos por pasillos, puentes y pasarelas se realizaron siguiendo el contorno del relieve montañoso y entre sus más de cuarenta estatuas, construidas de cobre, hierro, terracota y piedra, destacan tres que veneran los fundadores del budismo, Taoísmo y Confucianismo: Sakyamuni, Laotze y Confucio respectivamente, una particularidad inhabitual en un monasterio.

Estatuas del monasterio
Estatuas del monastero

Xuan Kong Si es, junto con las grutas de Yungang (incluidas en 2001 en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO), la principal atracción turística e histórica de Datong, una ciudad ubicada entre dos ramas de la Gran Muralla China que a 70 kilómetros de distancia sigue contemplando uno de los monasterios más antiguos del mundo, una maravilla arquitectónica y suspendida en el cañón Jinlong.

monasteriosuspendido

El gigante asiático sigue sorprendiéndonos.

Anuncios